Comer palomitas reduce el impacto de la publicidad en los cines

Fuente: Primerasnoticias.com

Un estudio de la Universidad de Colonia, en Alemania, expone que comer palomitas en el cine nos hace inmunes a la publicidad que se emite desde la gran pantalla.

Al parecer, masticar interrumpe el lenguaje subliminal que se da cuando vemos un anuncio. Los nombres de las marcas se imprimen en nuestros cerebros cuando al escucharlos nuestras bocas practican su pronunciación, un acto que no se produce si estamos comiendo palomitas, por ejemplo.

Para su experimento, los investigadores invitaron a un grupo de 96 personas a un cine y vieron un montón de anuncios. A la mitad de los participantes se les ofreció palomitas de forma gratuita.

Al finalizar los anuncios, éstos no tuvieron ningún efecto sobre los espectadores que estuvieron comiendo palomitas durante su emisión, mientras los otros tuvieron respuestas positivas hacia los anuncios mostrados.

Los anunciantes habituales de los cines están ahora en conversaciones con los dueños de estos, con el fin de cambiar el menu habitual de palomitas y coca-cola por morcilla y vino tinto, que parece que no distrae tanto.

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.